reunificacion

Hemos llegado a un exhorbitante aumento anual de casi 9% de deudores morosos en Chile. Son más de 4.1 millones de personas que están en esa situación (1).

Pero el drama que hay detrás de esa cifra es mucho mayor.

Según nuestras estimaciones, un número similar de personas -otros 4 millones de chilenos- también están agobiados por sus deudas, pero hacen lo indecible por mantenerse al día y evitar caer en incumplimiento. Sacrifican el consumo presente a cambio del consumo que adelantaron en el pasado, endeudándose.

Estos 8 millones de chilenos complicados por sus deudas, forman parte de un universo total de 11 millones de deudores existentes en nuestro país.

La Esperanza

La buena noticia es que esta dramática realidad -que afecta a tantos y tantos chilenos, que es casi silenciosa y subterránea, de la que poco o nada se habla, pero que nos hace sufrir profundamente y hasta nos avergüenza- la buena noticia, decía, es que esta dramática realidad tiene solución.

900-479406850-ok-signAun pocos saben (o creen) que a nivel individual y familiar, es posible llegar a deuda cero. Y eso no es ahorrando de a chauchas de por vida, lo que sería totalmente iluso. El camino es negociar con los acreedores. Y eso se puede lograr con base en la plataforma que proporciona la Ley de Insolvencia vigente en Chile, que fue diseñada justamente para aliviar de sus deudas a las personas, y no ya solo a las empresas, como siempre fue en el pasado.

Por su parte, a nivel agregado en la economía, la masificación del uso de este mecanismo impactará negativamente los resultados de los bancos, cajas de compensación, tarjetas de casas comerciales y demás prestamistas. Como consecuencia, ellos tendrán que ajustar sus políticas de otorgamiento y renovación de créditos hasta llegar a una situación de equilibrio compatible con la real capacidad de pago de los chilenos. Así se normalizará en el mediano y largo plazo la oferta indiscriminada de préstamos que existe en la actualidad, con los consiguientes beneficios sociales que se derivarán de ello; entre otros, más chilenos más tranquilos y felices. La evidencia empírica internacional de mercados desarrollados que ya han vivido procesos similares muestra que esa será nuestra realidad. La discusión es a qué velocidad se desarrollará ese cambio.

Antonio Undurraga Olivos
Deuda Cero en Chile

PS. Felicito el seguimiento de endeudados morosos que hacen la Universidad San Sebastián con Equifax.

PPS. Deberíamos tener en Chile y hacer seguimiento de indicadores de sobre-endeudamiento, así como lo hacemos con el PIB, los precios y el empleo. Tal vez serían un buen sensor de nuestra real calidad de vida y nuestros verdaderos niveles de felicidad.

(1) XIV Informe de Deuda Morosa a Septiembre 2016 USS-Equifax.